Especialistas en materia educativa hacen hincapié en qué contenidos y cómo se dictará en la extensión horaria, dado que destacan que deben cambiar los modos dentro del aula

La propuesta incluye únicamente al nivel primario de las escuelas públicas, no las de gestión privada. Foto: Natalia Guerrero

Consideran que el proyecto debería ser implementado al inicio del próximo ciclo lectivo

La propuesta del Ministerio de Educación de la Nación de extender el dictado de clases una hora en las escuelas primarias públicas instaló dos debates: por un lado, el de la calidad educativa y si representa un beneficio para el desarrollo de los estudiantes y, por el otro, el reclamo de los gremios respecto a la sobrecarga de trabajo en plena disputa por paritarias. Un punto que atraviesa ambas instancias de discusión es la logística y el traslado  tanto de alumnos y docentes.

La iniciativa será debatida y consensuada entre hoy y mañana en el Consejo Federal de Educación (CFE) que se desarrollará en Tierra del Fuego. Mientras desde la cartera educativa nacional se cuenta a Misiones en el grupo de provincias que adhieren a la propuesta, desde el gobierno provincial se aclaró que la idea será evaluada por todos los actores del sistema educativo teniendo en cuenta las particularidades de cada escuela de la tierra colorada.

En tanto, en su cuenta de Twitter, el ministro provincial de Educación, Miguel Sedoff, le dio un guiño a la iniciativa de su par nacional, Jaime Perczyk. “Una idea que nos parece relevante y que debe ser consensuada con todos los integrantes de la comunidad educativa de la provincia para su adecuada implementación”, señala (ver “Sin cambios…).

El Territorio relevó puntos de vista de especialistas en la materia, licenciados en psicopedagogía y docentes con amplia trayectoria, respecto a la posible implementación de la recarga horaria. En el abanico de opiniones hay coincidencia en el impacto positivo en los chicos para reforzar contenidos, siempre que haya diversidad y no se repita exactamente lo mismo que ya se está haciendo. Asimismo, hay directores de escuela que lo consideran un proyecto factible, siempre y cuando sea trabajado durante un año e implementado al inicio del próximo ciclo lectivo.

“Es muy poco el tiempo que están los chicos en las escuelas, la mayoría están apenas cuatro horas. Además de estar más en la escuela, hay que cambiar lo que pasa adentro, porque si seguimos haciendo lo mismo, por más que hagan jornada completa no va a cambiar nada. Hay que ver qué pasa adentro del aula y cómo facilitar la tarea del docente, cómo traducir esos diseños curriculares que se aprueban en el CFE, que son muy lindos, a las posibilidades que tienen dentro del aula y los horarios del docente, cambiar el modo de enseñar y manejar la lectoescritura y la comprensión”, sostuvo a este medio Susana Decibe, socióloga, ex ministra de Educación de la Nación.

A ello agregó: “Hay escasez de recursos humanos dentro del aula para todo lo que hay que hacer. Hay una diferencia enorme entre los equipos técnicos por fuera y las posibilidades que tiene la escuela con el personal del que dispone adentro de las aulas, a eso hay que corregirlo”.

Por su parte, Ricardo Martín, coordinador del Gabinete Provincial Interdisciplinario (GPI) dependiente del Consejo General de Educación (CGE), señaló: “Todo dependerá del sentido de esa hora. Cuál es el sentido de esta medida. Hay que ver cómo piensan implementar y el tipo de atención que van a recibir los estudiantes. Si van a hacer  más de lo mismo que hacen en horas anteriores, creo que de muy poco ayudaría. No es necesaria la cantidad solamente, sino la calidad de la prestación y la diversificación de experiencias que la escuela pueda ofrecer  para acompañar trayectorias escolares satisfactorias”, sostuvo. No obstante se hace visible la dificultad de aplicar modificaciones sin antes haber analizado otras variables como, por ejemplo, la logística de traslado.

Gloria Fernández, coordinadora pedagógica del Instituto Superior de Formación Docente (ISFD) de la Escuela Normal Estados Unidos del Brasil, un centro de referencia de la enseñanza superior y la investigación educativa en la provincia, sostuvo: “Si vemos desde el punto de vista de los niños, sí podemos decir que va a beneficiarlos, pero hay que tener en cuenta el rol docente. Si la preocupación es respecto al aprendizaje de los niños, habría que fortalecer lo que tenemos y trabajar más en el acompañamiento de los alumnos, si se tiene en cuenta que hay chicos que están perdiendo días de clases por la situación del paro, porque los salarios en Misiones son muy bajos”.

“Horas de clases bien dadas con un maestro que responda, sin preocupaciones, siempre es óptimo. Pero hay escuelas en que los techos se caen a pedazos y los maestros juntando dinero para que los chicos no se vean afectados”, criticó.

Por su parte, sorpresa y rechazo generó a los gremios de Misiones la propuesta de Nación. “Hay que tratarlo en las paritarias nacionales y provinciales, debe haber consensos, se están cambiando las condiciones laborales de los docentes”, dijo a este medio, Mirta Chemes, representante local de UDA.

Doble turno y el transporte

La medida representa un cambio drástico que podría beneficiar el dictado de contenidos, sin embargo impacta y somete a debate la planificación familiar y la seguridad de los chicos: tendrán que tomar el colectivo una hora antes, todavía sin luz solar, o van a salir en horas del atardecer.

En cuanto al importante asunto del transporte urbano, de aplicarse el horario extendido, alumnos de primaria y secundaria coincidirán en la entrada y salida.

Luis Wionczak, director de la Escuela 894, asentada en Gobernador López, con una población de alumnos netamente rural, se mostró preocupado en que se pueda imponer esta nueva hora desde mayo.

“Los chicos tendrían que venir antes de las 7 de la mañana y los del turno tarde saldrían después de las 18 y ya en esta época en esta zona es de noche. Es un horario muy peligroso y muchos deben caminar un trecho muy largo por la colonia para llegar a la escuela”, detalló el docente.

Y analizó los tiempos elegidos para presentar y establecer la propuesta: “Estas medidas se pueden implementar, pero planificando con tiempo, por ejemplo trabajar en el proyecto todo este año y empezar el año que viene, pero no así cambiarles la rutina a los chicos, a las familias, a los docentes y a todos”.

En muchas escuelas de colonia se construye el horario de ingreso y egreso en concordancia con las propias empresas de transporte de pasajeros para que coincidan en los ingresos y egresos y esta nueva modificación en plena ejecución del calendario escolar 2022 representa un problema de accesibilidad al servicio interurbano.

Sobrecarga horaria

En cuanto a la superposición horaria en los docentes que tienen doble turno, Mirta Chemes, representante de UDA en Misiones,  aseveró con preocupación: “No sabemos nada de la logística, se agrava en los maestros que tienen dos cargos y escuelas diferentes”.

Asimismo, Wionczak se puso del lado de maestros “que tienen doble turno y hoy apenas llegan; con este agregado ya no sé si podrán cumplir”.

En Jardín América, Mario Kozlowski, director del BOP 45, precisó: “Una hora más de clase implica para el maestro que tiene doble turno adaptarse nuevamente con diez horas diarias y hay que ver cómo se va a adecuar esta iniciativa y en términos salariales cuál sería el reajuste”.

Alicia Novosat, directora de la Escuela Intercultural Takuapí, de Ruiz de Montoya, opinó: “Para mí la calidad no la hace la cantidad de horas, por más que el niño esté cinco horas en la escuela, no quiere decir que va a aprender más, por ello opino que no es tan viable y habría que rever este punto”.

Propuesta reaviva reclamo en las escuelas
La propuesta del Ministerio de Educación de la Nación alcanzará a las 10 mil primarias públicas que hoy no tienen jornada completa ni extendida, que representa al 86% de la matrícula estatal. Los docentes tendrán una hora más de clase por día y se les pagará un 25% más. El gobierno nacional se hará cargo del 80% del pago de esa diferencia salarial y el resto correrá por cuenta de la Provincia. En total, presupuestan $18 mil millones en inversión. Se prevé poner en marcha la propuesta a partir de mayo, pero los tiempos de implementación serán dispares entre las provincias. Así planteada, la medida reavivó reclamos de los directivos, sobre todo de precariedad edilicia.

En Montecarlo, Graciela López, directora de la Escuela 906, contó: “Deberíamos hacer todo un cambio, en esa hora más es cuando no tenemos portero para limpiar la escuela, no tenemos la cantidad suficiente de docentes para 30 alumnos y se complica”. Por otra parte, para la Escuela 773 la realidad es que actualmente tienen problemas edilicios y se dividen grupos en distintos horarios para dar clases, a diario tienen dos horas de clases, de manera que extender una hora más beneficiaría a los alumnos ante la precarias condiciones en las que trabajan.

En Santo Pipó, Antonia Acuña, directora de la Escuela 140, expresó: “Estoy en desacuerdo, en nuestro caso el predio educativo está abandonado en todos los aspectos y en mi opinión, los que quieren establecer eso son los que no estuvieron en un aula y mucho menos frente a una escuela”. Por otro lado, Delia Deines, directora de la Escuela 643, de Jardín América, opinó: “Cantidad nunca fue sinónimo de calidad, si cada uno ocupa su lugar: docente enseña y la familia apoya, todo funcionaría”. A su vez, detalló que todo empeoró desde la promoción asistida, promocionando alumnos sin conocimientos básicos.

“Sin cambios por ahora”
El ministro de Educación de Misiones se expresó sobre el tema en un hilo en su cuenta de Twitter. Allí, si bien sostuvo que “en el marco del Consejo Federal de Educación, trabajaremos (…) en una propuesta federal e inclusiva que nos ayude en la mejora del tránsito de los estudiantes en nuestro sistema educativo”, a El Territorio confirmó que por el momento no habrá cambios en la extensión horaria. En su red social también había  expresado: “En Misiones contamos con 874 escuelas primarias, de las cuales 65 son de jornada extendida y 47 son de jornada completa, lo que nos obliga a trabajar evaluando las diferentes características educativas y sobre todo las particularidades de cada zona de nuestra provincia”.

“El sustento de la incorporación de este estímulo de trabajo tiene que ser siempre en resguardo del fortalecimiento de los aprendizajes en las áreas prioritarias: lengua y matemática”, agregó.

Source :