Ayer se registraron precipitaciones y fuertes descargas eléctricas a lo largo de la provincia. En Posadas, seis familias solicitaron asistencia por voladuras de techo

Las lluvias y tormentas llegaron a la tierra colorada desde las primeras horas de ayer, causando complicaciones en varias localidades de la provincia.

Tal cual adelantó desde la Dirección General de Alerta Temprana, dependiente del Ministerio de Ecología, hubo intensas lluvias y tormentas en Misiones debido a la baja presión en la atmósfera regional. Las temperaturas máximas descendieron unos grados en el Norte, un poco más en el Sur y Centro de la provincia.

Si bien esta vez no causaron destrozos de alto impacto, provocaron anegamiento de calles en varios municipios y desborde de arroyos, complicando así el tránsito vehicular. En Posadas, la jornada se caracterizó por abundante caída de agua y truenos.

Según la Oficina de Prevención de Desastres Naturales (Opad), la alerta naranja (intensidad fuerte) continúa hasta mañana y será el día de mayor inestabilidad. Ayer llovieron 103 milímetros en la zona de Itaembé Miní y 100 en el centro posadeño.

Por el temporal, seis familias de la capital misionera solicitaron asistencia a Defensa Civil, ya sea por inundación de viviendas o voladura de chapas. Las zonas de mayor demanda de ayuda fueron barrio El Porvenir, Los Paraísos e Itaembé Miní, en Misiones. De acuerdo a datos de Alerta Temprana, para las próximas horas se esperan lluvias y tormentas en todo el territorio misionero con acumulados que pueden superar los 100 milímetros e intensidades capaces de provocar inundaciones repentinas.

Por otra parte, el puente Pindaytí provisorio continúa con el corte total, debido a la crecida del arroyo. Se trabaja en forma conjunta con personal de la Dirección Provincial de Vialidad. Se ejecutan controles informativos en los camino alternativos sobre ruta provincial 219 (terrada), Paraje Libertad y Torta Quemada.

Asimismo, se suspendieron varias actividades relacionadas al inicio de la Semana Santa, como el Vía Crucis de los Inmigrantes organizado por la Federación de Colectividades en Oberá; talleres y espectáculos en el parque temático de Leandro N. Alem; y también se suspendió la agenda en Capioví.

En Jardín América

Las inclemencias del tiempo afectaron a Jardín América, donde hubo avenidas con mucho caudal de agua e imposibilitó la circulación de los automovilistas, como así también algunos de ellos quedaron atrapados por el agua.

Al respecto, Oscar Espínola, presidente del Concejo Deliberante de la localidad, en diálogo con El Territorio dijo: “Hicimos un recorrido por distintos barrios, para visualizar las zonas afectadas y ver dónde hay que trabajar para brindar una solución”.

Una de las avenidas que se vio perjudicada por las lluvias fue la colectora Aconcagua, paralela a la ruta nacional 12 y que es una zona de mucho tránsito en días laborales. Ante esto el edil dijo: “Hace aproximadamente diez años se pide a Vialidad Nacional una solución definitiva a la problemática, porque cada vez que llueve sucede lo mismo y como al lado de la colectora pasa la ruta y se mandaron proyectos en los que se planteó el tema del gran caudal de agua  que corre en esa zona”. 

Source :