Tenía un arsenal sin registrar. Afronta un máximo de 10 años de cárcel. También lo investigan por posibles participación en transporte de drogas y lavado de activos

El imputado es conocido por su pertenencia sindical y en 2007 fue candidato a intendente de Oberá

En un operativo conjunto entre Prefectura Naval Argentina (PNA) y la Policía de Misiones, el 21 de mayo de 2019 fue detenido José Alberto M. (49), empleado de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo), ex piloto y ex dirigente del automovilismo provincial.

El procedimiento había comenzado un día antes a partir de una investigación iniciada por presunta infracción a la ley de estupefacientes.

En el allanamiento a su vivienda los efectivos de las fuerzas dieron con un arsenal sin registrar, más de mil municiones y alrededor de 15 millones de pesos en efectivo, entre moneda nacional y extranjera.

El sospechoso fue apresado y permaneció casi dos meses y medio alojado en la Seccional Tercera de Oberá, hasta que el 1 de agosto de 2019 el Juzgado Federal de Oberá le concedió la prisión domiciliaria.

Dicho beneficio se basó en cuestiones de salud esgrimidas por la defensa del imputado, como así también en las “condiciones de hacinamiento, humedad y falta de higiene” de la dependencia policial donde se hallaba detenido.

Meses más tarde obtuvo la excarcelación, aunque recién en diciembre del año pasado se reintegró a su trabajo, tras gozar de una larga licencia médica. En consecuencia, retomó sus tareas como jefe del sector inspección eléctrica de la Celo.

Sobre su situación penal, un vocero judicial confirmó que José Alberto M. afronta tres causas, una de las cuales ya fue elevada a juicio. Se trata del expediente por “acopio de armas”, delito que tiene una pena de cuatro a diez años de cárcel.

“Además hay dos causas en investigación, una vinculada con la posible participación en el transporte de estupefacientes y otra por lavado de activos. Aún se están realizando testimoniales, informes y pericias que se demoraron por la pandemia”, precisó.

Piloto y sindicalista

La oportuna detención y la acusación que pesa sobre José Alberto M. tuvo amplia repercusión en Oberá y la provincia, ya que más allá de su trabajo en la Celo, también fue corredor en el automovilismo provincial, integrante de la comisión directiva del Automóvil Club Oberá (ACO) y tesorero de la Federación Misionera de Automovilismo Deportivo (Femad).

También es conocido por su pertenencia sindical y participación en política, al punto que en 2007 fue candidato a intendente de Oberá.

Sobre su carrera deportiva, en marzo del 2011 ganó su primera y única carrera de la Promocional Misionera con un Fiat 600. Fue en el circuito terrado de Eldorado y aquella vez la fortuna jugó de su lado, ya que a pocas vueltas del final marchaba quinto y los de punta se fueron quedando todos por diferentes problemas.

Menos grato es el recuerdo que dejó como tesorero de la Femad en el período 2009/12.

“Fue una época negra para las finanzas de la entidad, al extremo de que no pagaban los seguros de los pilotos. Cuando se fueron, la Femad debía 200 mil pesos. Esa deuda se pagó con un auto de carrera”, comentó un referente de la actividad en diálogo con este medio. 

Armas y dólares 

Si bien la investigación en contra del empleado de la Celo se inició por transporte de drogas, cuya investigación aún está en marcha, en el allanamiento de su domicilio en Villa Ruff hallaron un arsenal sin registrar, lo que no hizo más que complicar su situación penal.

El detalle de lo incautado incluye una escopeta marca Boito, calibre 12,76; una carabina Lake a repetición, calibre 22 con silenciador y mira telescópica, una escopeta de un caño Rossi Cia, una escopeta doble caño sin inscripciones visibles, un revólver marca Rossi 38 Especial con número limado y con cinco cartuchos colocados, una pistola semiautomática Colt, calibre 45 sin inscripción visible y cargada, y una carabina marca Centero calibre 22.

Asimismo, hallaron casi 1.500 municiones, un dato que sorprendió a los efectivos de la Prefectura Naval Argentina (PNA) y de la Policía de Misiones que estuvieron a cargo del operativo.

Por ello, lo que en un primer momento fue caratulado como “tenencia ilegal de armas”, con el avance de la instrucción se amplió a “acopio de armas”, delito que tiene una pena de cuatro a diez años de cárcel.  En consecuencia, el Juzgado de Instrucción Uno se inhibió por razones de competencia y la causa pasó al Juzgado Federal de Oberá.

Desde un primer momento la Justicia desestimó de plano la estrategia defensiva que intentó probar que las armas de fuego sin registrar provenían de una herencia familiar.

Con relación al efectivo confiscado, se trata de 305 mil dólares en efectivo, alrededor de 200 mil pesos, 20 mil reales y poco más de 10 millones de guaraníes.

Según la cotización de las diferentes monedas, al momento del allanamiento el total ascendía a 15 millones de pesos. En primera instancia el imputado argumentó que ganó la plata en el casino, lo que fue desacreditado por el juzgado interviniente.

En cifras
$ 15 millones
Es la cantidad de pesos en distintas monedas que los pesquisas secuestraron de la casa del imputado durante el operativo del 21 de mayo.

1.500
En casa del acusado los pesquisas encontraron 1.500 municiones, junto con varias escopetas de distintos calibres y otras armas cortas.

Posible filtración
El procedimiento que concluyó con la detención de José Alberto M. se inició el 20 de mayo de 2019, alrededor de las 16, cuando personal de Prefectura Naval Argentina (PNA) allanó su domicilio en Villa Ruff, cumplimentando una orden del Juzgado Federal de Oberá.

En paralelo, otras patrullas de la fuerza federal iban tras un camión cargado con tirantes de madera. La información recolectada en los meses previos en base a investigaciones de campo y escuchas telefónicas indicaban que ese día el citado rodado trasladaría un importante cargamento de marihuana. Precisamente, el operativo se inscribió en una causa por presunta infracción a la ley de estupefacientes, aunque en el camión detenido en cercanías al Cementerio Sueco no hallaron droga.

El resultado negativo de la operación en cuanto a estupefacientes significó un mazazo puertas adentro del Juzgado y PNA, puesto que las presuntas pesquisas previas indicaban otra cosa y presagiaban un resultado positivo. En tal sentido, fuentes de la investigación hicieron trascender sospechas sobre una posible filtración que conspiró contra la operación. De todas formas la investigación por esta causa continúa.

Además del dinero y las armas, en el allanamiento del implicado también dieron con un Chevrolet Captiva y un camión Ford Cargo, ambos con pedido de secuestro por robo en la provincia de Buenos Aires.

Source :