La principal tarjeta quiere que desde septiembre todos los comercios acepten pagos QR desde cualquier billetera. Hoy, Mercado Pago acepta cobrar con tarjetas solo si están cargadas en su propia aplicación

Una decisión de Visa puede tener un gran impacto en el creciente mercado de los pagos con código QR. A partir del 5 de septiembre, Visa exigirá que todos los comercios que acepten pagos con QR los reciban desde cualquier billetera electrónica que tenga cargada una tarjeta de débito o crédito con su marca. Y esa decisión de Visa, la tarjeta más utilizada del país, golpeará de lleno sobre Mercado Pago, el principal proveedor de lectores de código QR para más de 1 millón de comercios de la Argentina.

Hoy las cosas son diferentes: para pagar con tarjeta Visa en un comercio que tiene el lector de QR de Mercado Pago, el cliente debe tener en su celular la billetera electrónica de Mercado Pago. En aras de darle más opciones a sus clientes y hacer más interoperable el sistema, Visa decidió que todos los comercios que acepten pagos QR deben recibir sus tarjetas, sin importar en qué billetera están cargadas. De concretarse esa decisión, Mercado Pago perdería esa exclusividad y su enorme red de comercios debería recibir pagos con tarjeta desde cualquier app.

Los principales beneficiados por esta decisión de Visa serían otras billeteras presentes en el mercado argentino, provistas por bancos o por fintech, que hoy pueden pagarle a comercios con el QR de Mercado Pago pero solamente con transferencias, no con tarjetas. Entre esas billeteras que se alistan para pelearle terreno a Mercado Pago se destaca Modo, la app que reúne a 35 bancos del sistema financiero y cuyo uso esas entidades buscan impulsar. Pero también podría aplicar a cualquier billetera electrónica que hoy no puede explotar el uso de las tarjetas Visa en los QR porque la principal red que los provee, Mercado Pago, no lo permite; las acepta solo desde sus propias billeteras.

Según pudo saber InfobaeVisa ya informó formalmente su decisión a todos los adquirentes (las empresas que proveen los posnet) y a los facilitadores de pago que operan en el país, incluyendo a Mercado Pago. En ese escenario, en el mercado se espera una tensa negociación entre Visa y la empresa fundada por Marcos Galperín para definir la implementación de la medida. La pregunta del millón es si Mercado Pago aceptará abrir el juego para que su red de comercios acepte pagos con tarjeta desde otras billeteras.

El nuevo reglamento de uso que Visa establece que “un adquirente, comerciante o facilitador de pago que implementa un código QR” debe cumplir con los requisitos de “tokenización” que hacen a la seguridad de la operación. Pero también asegura que el lector con código QR “debe permitir la aceptación de todas las credenciales de pago debidamente presentadas para los pagos” y que “debe ser legible por cualquier aplicación móvil”. La medida es de alcance regional y luego de ser implementada en la Argentina regirá desde noviembre en Chile, Uruguay, Bolivia y Paraguay.

Desde Mastercard, principal competidor de Visa en la Argentina y en el mundo, explicaron que no tienen planes en ese sentido pero a la vez resaltaron los beneficios de la interoperabilidad.

“Actualmente no contamos con ningún lineamiento o mandato de marca respecto de la interoperabilidad del Código QR para pagos con tarjetas en Argentina. Sin embargo, consideramos que es un aspecto clave en términos de inclusión financiera y de expansión de los medios de pago electrónicos. La interoperabilidad significaría facilitar el acceso, simplificar la experiencia y tener más opciones para realizar pagos digitales que ayuden a desplazar el efectivo”, señalaron en Mastercard.

En el mercado se espera una tensa negociación entre Visa y la empresa fundada por Marcos Galperín para definir la implementación de la medida. La pregunta del millón es si Mercado Pago aceptará abrir el juego para que su red de comercios acepte pagos con tarjeta desde otras billeteras

La decisión de Visa podría ser el punto de partida de una fuerte transformación en el mercado de los pagos digitales, acentuando la interoperabilidad del sistema, es decir, que todos los receptores de QR tiendan a aceptar todos los medios de pago. Una parte de eso ya se cumplió con el programa Transferencias 3.0, del Banco Central, que estableció esa interoperabilidad para los pagos con código QR vía transferencia, de cuenta a cuenta, ya sea trate de una cuenta bancaria (con CBU) o una cuenta fintech (con CVU). El plan oficial, en marcha desde diciembre pasado y con buena aceptación, excluyó a los pagos con tarjeta.

Sobre este último sistema, un reciente informe del Banco Central explicó su creciente uso, aún siendo una herramienta todavía novedosa. “En abril los pagos con transferencia (PCT) iniciados a través de QR interoperable se incrementaron significativamente con respecto al mes anterior en cantidades (+23,3%) y en montos reales (+25,7%). Desde el inicio del esquema pleno de interoperabilidad de QR (fines de noviembre de 2021), la cantidad de operaciones bajo esta modalidad acumulada a abril alcanzó 8,6 millones, equivalentes a $16.591 millones a precios de abril de 2022 (resultando un promedio de $1.934 por transacción)”.

Source :