Denunciaron a un jardín maternal de Posadas por maltrato infantil.
Denunciaron a un jardín maternal de Posadas por maltrato infantil. Foto: misiones online

En las últimas horas, se hizo pública una grave denuncia que hizo estremecer a la comunidad posadeña, ya que acusa a una directora de un jardín maternal por maltrato infantil. La denuncia incluye golpes a un bebé hasta de atar a niños con Desorden del Espectro Autista.

La guardería se encuentra ubicada sobre calle Santa Fe del microcentro posadeño. Fue la madre de un bebé de apenas diez meses quien se presentó en sede policial a radicar una denuncia en contra el jardín materno el pasado miércoles 8 de junio.

En su denuncia, indicó que recibe un llamado por parte de la directora Gabriela C., quien le manifestó que le estaban cambiando al niño cuando notaron que le empezaron a salir moretones en la cabeza.

Inmediatamente se hizo presente en el lugar y le consultó a la mujer si el niño no se había caído al suelo, a lo que le respondieron que en ningún momento lo hizo, por lo que decidió retirarlo a los fines de hacerle estudios médicos.

La directora se ofreció en todo momento a acompañarla, le realizaron estudios de sangre y placas, obteniendo resultados normales y sin complicaciones. Por esta razón, se volvió a dirigir al Jardín de mención para solicitarle las filmaciones que poseía el lugar, a los fines de observar si hubo algún movimiento extraño respecto a su hijo, pero la directora le manifestó que no funcionaban las cámaras de vigilancia.

Debido a ello, la madre radicó una denuncia penal en la Comisaría de la Mujer UR I contra el Jardín Maternal, ampliando con fotos de los moretones que presentaba el bebé tanto en la cabeza como en la frente.

Denunciaron a un jardín maternal de Posadas por maltrato infantil.
Denunciaron a un jardín maternal de Posadas por maltrato infantil. Foto: misiones online

Antecedente por maltrato infantil

Sin embargo, según se pudo averiguar el jardín maternal ya tendría una denuncia anterior por maltrato infantil, radicada por una maestra en febrero del año pasado, quien indicó que observó situaciones de violencia hacia menores con TEA (trastorno del espectro autista).

En la exposición, la denunciante dejó asentado que trabajaba desde las 7:30 a 12:30 de lunes a viernes y “desde el primer día que llegue al Jardín observe que la directora los ata en una silla a los niños que padecen de TEA, que son niños que no tienen problema motriz, ellos pueden caminar, pero la directora nos daba la orden que ellos estén toda la mañana atados” contó.

Comentó además que los niños con TEA se pueden movilizar por si solos y que además, hacen fuerza para moverse y provoca que se caigan de sus sillas. “Yo los tenía que levantar, me veía obligada a seguir sus instrucciones, en mantenerlos atados en su silla”.

La mujer aclaró en la denuncia que recién iniciaba su carrera en la docencia y que no quería verse involucrada en una injusticia como la que se vivía en ese lugar. “La directora me dijo que tiene cámaras en el Jardín y que constantemente las observaba para ver mi trabajo”.

Dejó claro que a la Institución asisten niños con discapacidad y no hay profesionales adecuados para tal fin, solamente cuenta con una auxiliar de maestra por el turno de la mañana, pero no tienen un gabinete interdisciplinario. “Por la tarde la rectora va sola y se hace cargo de todo”.

Manifestó el miedo que le generaba el radicar la denuncia en contra de la directora del Jardín Maternal. “Pero tampoco quiero ser cómplice de esto, ella me hizo saber que tiene muchos contactos y mucho poder político en el Concejo, pero no puedo dejar pasar esta situación, no me importa quedar sin trabajo pero que vean la situación de los chicos”.

Por último, mencionó que la directora “le grita mucho a todos los chicos en general, le habla fuerte, y me dijo que yo tengo que hacer lo mismo porque ellos no hacen caso. Quiero aclarar que desconozco si los padres de estos chicos saben de la situación o si firmaron algún contrato al respecto, ellos no tienen acceso al jardín, les dejan a los chicos en la puerta y se retiran”.

Source :