Ayer se llegó a un preacuerdo que será sellado hoy en el Ministerio de Trabajo. Según el Soemp, lograron un importante número de pases a planta permanente

Despliegue de limpieza de la ciudad luego de dos días sin recolección de residuos. Foto: Nicolás Arce

Los empleados municipales de Posadas levantaron ayer la protesta que habían iniciado el miércoles y acataron la conciliación obligatoria, dictada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia, tras haber llegado a un principio de acuerdo con el Ejecutivo municipal. En el transcurso de la tarde los servicios fueron restableciéndose, sobre todo, el de recolección de residuos y en la jornada de hoy el edificio central y demás dependencias funcionarán con normalidad.

El paro se originó en reclamo de mejores condiciones laborales, lo cual se desató luego de la muerte de un trabajador de Servicios Públicos, en ejercicio de sus tareas. Pasadas las 18 del miércoles, el conflicto se recrudeció: hubo un enfrentamiento entre el personal de la Policía y los trabajadores municipales, en el que se produjeron disparos de balas de goma y lanzamiento de piedras y palos que dejó como resultado varios heridos.

Las partes, en tanto, tuvieron una instancia de diálogo que será sellada hoy. “Hubo un preacuerdo y acatamos la conciliación obligatoria”, confirmó a El Territorio, Daniel Porto, secretario del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Posadas (Soemp), al tiempo que detalló: “A las 16 vamos a firmar en el Ministerio de Trabajo un acta en el que se da respuesta a los derechos de los trabajadores municipales”.

En esa línea expuso a modo de novedad que “un número importante de empleados contratados pasará a planta permanente; se tendrá en cuenta sobre todo la antigüedad. Será lo primero porque no es lo mismo un empleado con tres años de antigüedad que aquel que lleva diez años (contratado). No tenemos un número concreto pero son muchos pases”.

Tras 24 horas sin recolección es mucha la basura acumulada en toda la ciudad. En razón de eso, el único comunicado oficial por parte de la Comuna en estos  días de protesta fue que “a partir de las 18 (de ayer) se restablecerá el servicio de recolección de residuos en los barrios”, por lo que pidió a los vecinos sacar los desechos domiciliarios en los horarios establecidos habitualmente.

Además de ser una jornada caótica dada la basura acumulada, las calles cortadas, la modificación del recorrido de los colectivos, la medida de fuerza derivó  en la suspensión de la sesión del Concejo Deliberante de Posadas, mientras en simultáneo se mantuvo  bloqueado el ingreso al edificio, ubicado en la intersección de Rivadavía y San Martín. Asimismo en los barrios de la ciudad ya comenzaba a generarse montañas de bolsas de basura.

Los primeros movimientos del  reclamo se vivenciaron en los galpones del Servicio Público de la avenida Tulo Llamosas -colectora de la avenida- frente a la Base Zaimán, que es donde la mayoría desempeña funciones; lo mismo se replicó en otras bases.


Los reclamos

Los empleados municipales iniciaron el paro total de actividades el miércoles en reclamo por mejoras en las condiciones de trabajo y recomposición salarial, pedido que se reavivó con el fallecimiento del recolector de residuos la semana pasada, al caer de un camión. El empleado seguía bajo la modalidad contrato pese a que estaba más de ocho años en funciones.

«Son reclamos de todo tipo, desde amenazas y persecución, falta de herramientas y de uniformes, la gente quiere trabajar pero hacerlo tranquila», había manifestado Mirta Rolón, secretaria de Acción Social y referente del Soemp, admitiendo que «hay incumplimiento de los pases a planta de los trabajadores».

Source :
El Territorio