Una motosierra aparece ahora como la prueba clave.

Un nuevo homicidio se registró en la localidad de Bernardo de Irigoyen, esta vez de un hombre de 68 años, que apareció asesinado a tiros en su propia vivienda.

La víctima fue identificada por autoridades que intervienen en el hecho como David Rossi, domiciliado en una zona conocida como Bajo Pepirí, en el barrio Joaquín Piña. 

Por el caso hay un sospechoso detenido sobre quien se hallaron elementos de peso en su contra. Sin embargo, diferentes comisiones de la Unidad Regional XII y la Dirección de Homicidios están tras los pasos de al menos dos personas más.

El detenido fue identificado como Carlos Gustavo D.S. (38), quien  era vecino de la víctima.

Los primeros elementos indicaban una mala relación entre ambos por problemas de terreno, pero con el correr de las horas la hipótesis principal es que a Rossi lo mataron en el marco de un robo.

Por el hecho intervienen las autoridades del Juzgado de Instrucción Uno de San pedro, a cargo del juez Ariel Belda Palomar.

Según pudo reconstruir El Territorio en base a fuentes que intervienen en la investigación, el crimen ocurrió en horas de la noche del miércoles.

A la comisaría local varios vecinos de la zona reportaron que cerca de las 21 se escucharon detonaciones de arma de fuego en la casa de la víctima.

Las mismas voces ampliaron que tres sujetos salieron corrieron de la escena y del lugar e ingresaron a una zona de montes donde se ubica un paso no habilitado hacia Brasil.

La víctima fue hallada sin signos vitales en el interior del inmueble, presentando lesiones en la cabeza. Por lo que personal de Policía Científica y el médico policial trabajaron en la escena.

El cuerpo fue trasladado a la Morgue Judicial para la realización de la correspondiente autopsia, cuyos resultados deberán ser incorporados al expediente pronto.

Esa misma noche los uniformados de la Policía detuvieron en cercanía del lugar a Carlos Gustavo. La investigación reconstruyó que entre Rossi y él había diferencias de vieja data, debido a los limites del terreno, pero también por el robo de un animal.

En la jornada de ayer, en tanto, se hallaron más elementos que esas declaraciones.

Allanamiento

A la pesquisa se sumó la Dirección de Homicidios de la Policía de Misiones y, paralelamente al relevo de las testimoniales, se solicitó un allanamiento en la casa del sospechoso.

El mismo se concretó a la siesta y se extendió durante tres horas con resultados positivos. Al detalle, los uniformados secuestro de una motosierra de similares características a la denunciada por los familiares de la víctima como sustraída.

La herramienta estaba oculta entre malezas en la parte posterior de la casa del acusado. Con estos elementos, se le notificó el motivo de detención por homicidio criminis causa en concurso real con robo.

Mientras sigue la búsqueda de los demás acusados, el hombre será trasladado pronto a audiencia indagatoria. 

Source :